El jabón de Navidad




Es un auténtico lujo... lo reconozco.

   No he podido resistir la tentación de realizar, una vez más, jabones con cacao para Navidad. Es una época especial en la que siempre nos permitimos algún pequeño capricho y, con esa excusa, han llegado estos dos jabones.

   Un jabón de ducha con Aceite de Aguacate de primera presión como protagonista, indicado para todo tipo de piel, incluso para las más delicadas. Rico en vitaminas A, D y E, este aceite regenera, hidrata, suaviza y nos aporta flexibilidad a la piel. El carácter tonificante y reafirmante del cacao completan el “esquema” de este jabón.

   Arroz, Coco, Karité, Macadamia, Palma y Pepita de Uva son los ingredientes del jabón para uso facial. Prescindir, también en esta ocasión, del Aceite de Oliva me ha permitido realizar una fórmula con un acondicionado altísimo, responsable de la sensación confortable de la piel, mientras he podido mantener un índice de iodo muy bajo (54).

   Si en el jabón corporal “la estrella” era el Aceite de Aguacate, en este no es otro que el de Macadamia. Su textura ligera, fina y no comedogénica consigue mantener la humedad de la piel sin obstruir los poros; es antioxidante, calmante, suavizante, devuelve elasticidad, luz y turgencia a las pieles desvitalizadas.

   El aceite de arroz, también de rápida absorción, resulta una autentica bomba anti envejecimiento: protege contra las agresiones externas, favorece la micro circulación y la formación de colágeno, es antioxidante y calma las pieles irritadas.

   La combinación de estos dos aceites, por su ligereza, nos deja un jabón de uso facial que a pesar de su alto acondicionado no podemos catalogarlo únicamente para pieles maduras, sino que mantendrá en perfecto estado también las pieles más jóvenes y menos exigentes sin engrasarlas.

   Aceites esenciales de Canela y Mirra completan la idea de Navidad.

   Sé que no es serio pero… 
¡estoy a punto de esconderlos para que no me desaparezcan!


Jabón de Algodón



   El aceite de Algodón es ampliamente utilizado en cosmética debido a su alto contenido en ácido linoléico. Favorece la circulación local de la dermis, revitaliza y regenera los tejidos.
   La aplicación tópica de triglicéridos, ricos en ácido linoléico, se ha mostrado eficaz restaurando la barrera lipídica de la piel.

   En este jabón se acompaña de: Mantecas de Cacao y Karité, Aceites de Coco, Oliva y Cera de Abeja; dejándonos un resultado altamente emoliente e hidratante.

   Su aspecto, un poco diferente, es debido a la combinación de jabón de glicerina con el tradicional jabón saponificado.
En la siguiente foto se puede apreciar la diferencia entre un tipo de jabón y otro, los efectos que la glicerina ha creado en los bordes que están en contacto con el jabón tradicional y, también, el resultado de la mica en una de las tonalidades verdes.





   Para un "nuevo" tipo de jabón... también una combinación nueva de esenciales: Menta, Clavo, Citronella y Eucalipto; merece la pena probarla.

Pensando en Navidad



   Hace semanas que la ropa de invierno esta expuesta en los escaparates, aún tenemos temperaturas muy agradables, el verano no ha terminado pero... es hora de pensar en Navidad.

   Usted, que lee este blog, se habrá dado cuenta ya que a los jaboneros nos es suficiente cualquier pequeña excusa para idear un jabón: primavera, películas, canciones, etc. 

¿Cómo vamos a dejar pasar la Navidad?

   Y si queremos tener nuestros jabones listos para esas fechas, hemos de comenzar ahora. Ingredientes, colores y diseños van a ocupar nuestra mente todas las noches, justo antes de dormir.

   Los jabones de hoy son, algo inusual en mis trabajos, de glicerina y su objetivo no es otro que hacerme sentir más cerca de los últimos días del año - créame que no es facil con 24º- ¡Confío en que la "nieve" me ayude!

Información

  
 Hoy estrenamos nuevo apartado en nuestro blog. 

   Le invito a acceder a la pestaña "Descargas" y ver las novedades que se han incluido.
  Espero que de este modo pueda encontrar más fácilmente aquello que esté buscando: 

   Las tablas de consulta en "Mi rincón", y las descargas en este nuevo enlace.




Marmol



   El marmoleado, aunque nos permite siempre resultados aleatorios, ocasionales, no es una técnica sencilla de realizar en el jabón. Se consiguen los mejores efectos con una buena elección de colores, aquellos que más fielmente reproduzcan la piedra natural y… mucha paciencia. Es fácil que tengamos que hacer varios intentos variando el vertido, el espesor de la traza, el color, etc. antes de conseguir un resultado que refleje la idea que tenemos en la imaginación.

   Este “mármol” está compuesto por aceites de Coco, Palma, Macadamia, Arroz y Manteca de Karité. Si bien su imagen puede resultar un poco impactante, el alto porcentaje de Macadamia y Arroz hacen de él un jabón suave, delicado, indicado para uso facial en cualquier tipo de piel; contiene también a.a.e.e. de Lima, Pomelo y Arbol de té.


   Mientras cortaba las pastillas no he podido dejar de pensar en una compañera de afición, en los buenos ratos que nos hace pasar con sus anécdotas y chascarrillos… Un saludo desde aquí Teresa y, ya sabes… “Pa mi niño marmo”

Relax



   Realizar un producto natural, dar rienda suelta a la creatividad, avanzar... siempre avanzar. Todo esto ya lo he contado alguna vez, es lo que nos empuja a hacer una barra tras otra de jabón; pero hay algo que aún no he confesado: hacer jabón nos relaja.
  
   Son esos días en que solo buscamos calmarnos, aislarnos en ese espacio lleno de aceites, espátulas, colorantes; olvidar todo lo que nos preocupa y... hacer un jabón.

   Este es uno de esos jabones, simple, destinado a la ducha, sin técnicas ni colores que lo compliquen y, sí, conseguí relajarme.


   Contiene aceites de: Oliva, Coco, Palma, Pepita de Uva y Mantecas de Cerdo y de Cacao. 

   La fragancia Marsella me ayudó en mi empeño, es fácil de manejar y no acelera el proceso... pude estar tranquila hasta el final!