Lombarda



   Un grupo de jaboneros nos hemos juntado, de forma virtual, para elaborar diferentes jabones con frutas y hortalizas. Curiosidad, ganas de experimentar, animar a quien nunca los ha realizado así y ver cuáles de estos aditivos nos aportan algo a los jabones son los motivos de esta iniciativa.


   La lombarda, como todas las frutas y verduras de ese color (morado), es rica en antocianinas.
"Las antocianinas pertenecen al grupo de la familia de los flavonoides, conocidos como flavonoides azules, que son un potente antioxidante superior a la vitamina C y E, que tienen la propiedad de evitar el envejecimiento, cuidar y permitir el buen funcionamiento celular" 

   El resto del jabón: Oliva, Coco, Palma, Manteca de Karité, Pepita de Uva y Cera de abejas.

   Los a.a.e.e. de Pomelo, Te verde y Pachouli son los encargados de que el aroma sea agradable..., no a berza.

Gracias Татьяна Серко por esta bonita idéa.

Del día a día...



¿Cuánto dura un jabón?

   Para responder de forma “seria” a esta pregunta debería decir que dependiendo de su formulación y del uso específico que le demos, es lógico pensar que un jabón facial dura muchísimo más que uno de ducha, pero no todo termina ahí…

   Si es usted adicto al jabón natural habrá descubierto, ya a estas alturas, el placer de girar y girar la pastilla en torno a la redecilla de ducha con la que nos gusta utilizarlos, de ver como las primeras burbujas grandes se van convirtiendo en espuma firme, de burbuja pequeña y cremosa.

   Ahí está la respuesta, depende de lo que disfrute de este ritual. Por mi parte, lo reconozco, me enjabono siempre más de una vez…

   Este es el motivo por el cual el 80% de los jabones que elaboramos son de ducha, para que nunca nos falten y evitar recurrir a un detergente (por muy “syndet” que sea). Nuestra piel lo agradece mostrándose suave, muy suave e hidratada, en una palabra: fresca.


   El jabón de hoy contiene mantecas de Cacao y Karité, así como aceites de Oliva, Coco y Ricino. Está coloreado con micas cosméticas, de ahí esos reflejos que puede apreciar en la foto; los aceites esenciales de Azahar, Bergamota, Litsea y Cedro se encargan de hacernos aún más placentera la ducha diaria.

Chocolate y menta



Con el comienzo del año... ¡la tarea habitual!

   Hay que reponer los jabones que no queremos que falten, esos que nos gustan a todos; el único problema es: ¿otra vez igual?

   Si algo no nos agrada a los "jaboneros" es repetir las cosas una y otra vez, siempre sucumbimos a la tentación de cambiar algo: las proporciones de los aceites, otro aditivo, añadir algo nuevo o, simplemente, el diseño. 
   Poco nuevo puedo contar de su composición porque esta vez ha sido su imagen lo único que ha cambiado, he reforzado el color del cacao con mica marrón y estoy satisfecha... me gusta más este tono. He añadido otro verde (también mica) para hacer resaltar más el dibujo.
  
   En definitiva, el tradicional jabón de capas ha pasado a ser de "firulillos". Yo he disfrutado haciéndolo pero... ¿he acertado?


Anti estrías y gestación


   Durante el embarazo la piel del abdomen de una mujer puede llegar a estirarse hasta diez veces lo que es su tamaño normal. 
   No hay duda que una buena alimentación a base de verduras, pescado, frutas ricas en Vit.C y abundante agua es el principal cuidado para evitar la aparición de estrías. 

   No obstante, los cuidados externos son muy eficientes en este estado, han de enfocarse a mantener la piel hidratada y a restaurar esas pequeñas huellas que, la mayoría de las veces, van a intentar establecerse en nuestro cuerpo; el aceite de Rosa Mosqueta es un gran reparador, tal vez el mejor para este tipo de tratamiento.

   Es evidente que el jabón de hoy está pensado para la ducha de una mujer gestante, tiene un alto porcentaje de Rosa Mosqueta y un elevado sobre engrasado; un jabón que bien podría destinarse a uso facial... adaptado esta vez a mantener en forma la piel de las zonas (abdomen, senos, caderas, etc.) que más pueden sufrir un "estiramiento"

   No podemos pensar que, en estos casos, un jabón pueda ser la punta de lanza del tratamiento... sabemos que una buena crema a base de Centella Asiática, Rosa Mosqueta y Vit.E, es mucho más efectiva. ¿Por qué entonces este jabón?

   Cuando damos el salto de los jabones y geles habituales al jabón natural, nos damos cuenta de lo que realmente nos resecan los primeros, el cambio en nuestra piel es radical. 
   En el caso de una mujer embarazada, que está utilizando crema anti estrías para mantener la piel elástica, es un contrasentido agredirla al menos una vez al día con productos que le van a provocar deshidratación. 

El objetivo es no "boicotear" los beneficios de la crema, sino reforzarlos.

   Micas naturales y fragancia biológica de Rosa, complementan este jabón.

De colores


"Llueve, detrás de los cristales llueve y llueve"

   Vivo en una de esas zonas donde el refrán nunca falla, hasta el cuarenta de Mayo... no te puedes quitar el sayo.
   Queda un largo invierno por delante y, con las primeras lluvias, ya echo de menos el buen tiempo;  todos los años llega un jabón de "colores locos" fuera de temporada.

   Oliva, Coco, Manteca de cerdo, Maíz, Karité y Vitamina E son, junto a los a.a.e.e. todos los ingredientes de este jabón.
   La Manteca de Cerdo nos proporciona excelentes jabones, duros, blancos (si no le añadimos color) y con burbujas grandes y tentadoras, una delicia en la ducha; por supuesto no es apropiado para veganos.

   A.a.e.e. de Bergamota, Azahar e Ylang-Ylang, complementan esa idea de alegría y frescura que tanto necesitaremos mientras pasan los días grises y las mañanas oscuras.

El jabón de Navidad




Es un auténtico lujo... lo reconozco.

   No he podido resistir la tentación de realizar, una vez más, jabones con cacao para Navidad. Es una época especial en la que siempre nos permitimos algún pequeño capricho y, con esa excusa, han llegado estos dos jabones.

   Un jabón de ducha con Aceite de Aguacate de primera presión como protagonista, indicado para todo tipo de piel, incluso para las más delicadas. Rico en vitaminas A, D y E, este aceite regenera, hidrata, suaviza y nos aporta flexibilidad a la piel. El carácter tonificante y reafirmante del cacao completan el “esquema” de este jabón.

   Arroz, Coco, Karité, Macadamia, Palma y Pepita de Uva son los ingredientes del jabón para uso facial. Prescindir, también en esta ocasión, del Aceite de Oliva me ha permitido realizar una fórmula con un acondicionado altísimo, responsable de la sensación confortable de la piel, mientras he podido mantener un índice de iodo muy bajo (54).

   Si en el jabón corporal “la estrella” era el Aceite de Aguacate, en este no es otro que el de Macadamia. Su textura ligera, fina y no comedogénica consigue mantener la humedad de la piel sin obstruir los poros; es antioxidante, calmante, suavizante, devuelve elasticidad, luz y turgencia a las pieles desvitalizadas.

   El aceite de arroz, también de rápida absorción, resulta una autentica bomba anti envejecimiento: protege contra las agresiones externas, favorece la micro circulación y la formación de colágeno, es antioxidante y calma las pieles irritadas.

   La combinación de estos dos aceites, por su ligereza, nos deja un jabón de uso facial que a pesar de su alto acondicionado no podemos catalogarlo únicamente para pieles maduras, sino que mantendrá en perfecto estado también las pieles más jóvenes y menos exigentes sin engrasarlas.

   Aceites esenciales de Canela y Mirra completan la idea de Navidad.

   Sé que no es serio pero… 
¡estoy a punto de esconderlos para que no me desaparezcan!