Granada y Vino


   En las últimas décadas destaca la tendencia a introducir, o quizá deberíamos decir reintroducir, en los tratamientos cosméticos productos naturales. Este es el caso de la
Granada, fruta originaria de Irán y de las regiones del Himalaya, y que ha sido ampliamente utilizada a través de los siglos, siendo una de las frutas más veneradas por la medicina ayurvédica.
  
    Son muchos los beneficios que la Granada nos puede aportar: su zumo contiene el triple de vitamina C que la naranja, también se le atribuyen propiedades afrodisiacas, etc. pero son sus propiedades cosméticas las que me han impulsado a introducirla en este jabón. Tiene poder rejuvenecedor, anti-inflamatorio, anti-oxidante y reafirmante. Son conocidas sus virtudes para restaurar el equilibrio de la piel, reconstruir la capa superficial de la misma, estimular la producción de colágeno, inhibir los radicales libres y contrarrestar la oxidación diaria.

   Tal señora merecía un buen compañero de viaje, y este sin duda es El Vino. La piel de la uva es rica en activos anti radicales (polifenoles) y por ello el vino utilizado en
cosmética es el tinto, cuya maceración utiliza la uva entera, adquiriendo así mucha mayor cantidad de estos activos que el vino blanco.
   El Vino es humectante, hidrata y recupera los efectos de la sequedad en la piel, y anti-oxidante porque neutraliza los radicales libres responsables en buena medida de las temidas "patas de gallo", manchas y flacidez.

   Este jabón está enriquecido con Aceite de Pepita de Uva, también con efecto anti-radicales libres y rico en ácidos grasos (omega-6) que se absorben fácilmente en la piel incorporándose a ella y mejorando las funciones esenciales de las células.

   En aromaterapia hay muchas y variadas combinaciones que son consideradas afrodisiacas, y haciendo honor a la fama que, como tal, tiene el zumo de granada mezclado con vino he querido acompañar los beneficios de este jabón con una de ellas: a.a.e.e. de Geranio, Sándalo y Ylang-Ylang.

   Nos encontramos por tanto con un jabón cuyo objetivo es ayudar a nuestra piel contra el desgaste y la oxidación diaria para mantenerla "fresca" y rejuvenecida; y quien sabe si también para ocasiones especiales...

7 comentarios:

Eva dijo...

Te ha quedado un jabón espectacular, me encantan los firulillos y los ingredientes también. Besos.

Ramy dijo...

Un jabón precioso, con un color muy acertado, enhorabuena.

Sheila dijo...

está de lujo y los firulillos preciosos
felicitaciones

Mayte dijo...

Te ha quedado precioso, y tiene que oler de maravilla.

Un beso

INMA dijo...

TE ha quedado precioso y la composición de lujo, soy una enamorada del vino en los tratamientos tanto faciales como corporales porque sus propiedades como tu dices son fenomenales para la piel. Besos INMA.

monika dijo...

hola soy nueva por aqui,me encanta como te quedo el jabón y las propiedades que tiene.un abrazo

Maku dijo...

Muchas gracias a tod@s. Encantada de que estés por aquí Monika, yo también visito tu blog y tus preciosos jabones de chocolate. Un beso

Publicar un comentario