Blackie


   
      No es hasta principios del siglo XVIII cuando el café llega a America, y posteriores a esa época las imagenes que el cine nos ofrece de vaqueros en torno a un fuego con una taza en la mano.
   El nombre de este jabón es un recuerdo a Toro Sentado, concretamente a su caballo "Blackie".    Realmente no sé si Blackie tenía un manto  tan propio de caballo indio de película, ni si al morir su amo bailó la danza de los espíritus, pero... ¿que nos cuesta soñar?

   Enriquecido con manteca de Karité y Aceite de Almendras es un estupendo jabón de ducha para todo tipo de piel pero, al llevar café natural molido y en infusión, también es un jabón muy apropiado para mantener cerca de los lavabos por su capacidad para eliminar determinados olores  (pescado, marisco, ajo...) de nuestras manos.

9 comentarios:

texia dijo...

Maku, en cuanto vi el jabon, me acorde de los caballos overos de los indios norteamericanos! Te quedo muy lindo!!!
Besos

Jabonera dijo...

Maku que jabón tan bonito te ha quedado, me gusta mucho el contraste de colores. Un beso. Ana.

Mayte dijo...

Te ha quedado precioso Maku

Un beso

monica dijo...

Precioso Maku los colores preciosos.
un beso

carmen dijo...

Muy bonito, seguro que a toro sentado le habria encantado.
Besos.

ANA dijo...

Pelotero de bonito
Hau!!

jabonycia dijo...

Es precioso. De verdad que parecen las manchas de un caballo.
Besos!

Mª José dijo...

Qué bonito Maku!! Un beso

Ana (nutxi) dijo...

Divino Maku!! Te ha quedado que ni "pintao"

Publicar un comentario